26-10-2016

Un estudio detecta que las cubiertas ajardinadas pueden llegar a reducir hasta un 30% el uso de aire acondicionado

Un estudio realizado a una de las cubiertas ajardinadas realizadas por Grupo Projar ha detectado que este tipo de cubiertas pueden llegar a reducir hasta en un 30% el uso de aire acondicionado durante el periodo veraniego debido a que tardan más en calentarse con respecto a las cubiertas tradicionales. Además, la temperatura máxima bajo el sustrato se sitúa entre 4 y 6 grados por debajo de la temperatura máxima ambiental.
 
En este sentido, las cubiertas ajardinadas no solo están proporcionan aislamiento térmico a la vivienda, sino que además mejoran su inercia térmica. Este aspecto es fundamental para que los edificios, sobre todo aquellos ubicados en climas cálidos, puedan mantener las temperaturas más frescas de la noche de manera natural. De este modo, se evita el uso de aparatos de climatización durante el día, lo que contribuye a un consumo energético inferior.
 
Este informe, proyecto E2Stormed (2013/2014), realizado en una cubierta ajardinada de un edificio público, ha sido realizado bajo petición del Ayuntamiento de Benaguacil en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia y la Ingeniería Green Blue Management. El Grupo Projar asesoró, suministró e instaló el sistema constructivo de la cubierta ajardinada.
Fuente: Interempresas.net
Subscribase a nuestro newsletter.